Blog web marketing online Ayser VitoriaBlog

¡Entérate de lo que está pasando! La actualidad de nuestro sector.

¿Qué son los filtros antispam? ¿Para qué sirven? ¿Cómo funcionan?

Te lo contamos en el siguiente artículo.

La base del funcionamiento de un filtro antiSpam

- Los filtros antiSpam son algoritmos programados en los servidores de destino de nuestros destinatarios que evalúan y clasifican cada email que es recibido desde una campaña de email marketing.

- La clasificación de un email como Spam o no, se realiza mediante la puntuación de varios criterios que el filtro analiza y en función del resultado final decide que hacer con el email.

- Cada servidor de destino dispone de un filtro antiSpam configurado a medida por sus administradores, el tipo de restricción y la flexibilidad de entrada, depende de cómo los administradores hayan decidido definirlo. Un mismo email puede pasar el filtro antiSpam sin problemas y llegar al buzón de entrega de un destinatario, pero puede que este mismo email sea considerado cómo Spam por otro, todo depende del nivel de restricción en sus configuraciones.

No podemos decir que un email ha sido considerado cómo Spam sólo por tener un asunto sospechoso o por haber incluido una palabra peligrosa, la clasificación cómo Spam depende de muchos factores y se basa en puntuaciones, con lo cual a mayor puntuación mayor probabilidad de ser clasificado cómo Spam.

¿Cuales son los criterios principales que los filtros antiSpam puntúan en un email?

  • Reputación del servidor de enví­os masivos.

Utilizar una herramienta de email marketing que disponga de una infraestructura de alta reputación es clave. Uno de los valores puntuados por los filtros antiSpam se basa en la calidad e infraestructura del proveedor de email marketing, volumen de enví­os, tratamiento de quejas, tratamiento de rebotes, í­ndice de quejas,…

  • Reputación del remitente.

Es importante destacar que la reputación del remitente (@midominio.com) es muy valorada por los filtros antiSpam.

Esta reputación se basa en su comportamiento, donde se comprueba si el remitente no está o ha estado en listas negras, si no ha sido bloqueado por algún destinatario ISP, etc.

  • Actividad de las campañas.

Esta parte es crí­tica ya que los filtros antiSpam son capaces de analizar el comportamiento y actividad de un emisor en un periodo de tiempo concreto.

Realizar una campaña muy agresiva con mucho volumen de enví­os en un momento muy puntual y no volverlo a hacer en mucho tiempo, no está muy bien valorado.

Usar una actividad lógica en nuestras campañas mediante enví­os diarios, semanales, mensuales… y con un volumen lógico, es la base para no ser clasificado como Spam.

  • Volumen de enví­os.

Parte de las puntuaciones negativas que se asignan a los remitentes está en el volumen de enví­os o cantidad de emails enviados.

No se puede comenzar una campaña enviando millones de emails en un mismo dí­a, si comenzamos a usar una aplicación de email marketing conviene aumentar de forma progresiva la cantidad de enví­os hasta llegar a un volumen lógico y estable, esto serí­a aplicable siempre y cuando nuestra base de datos sea muy grande.

  • Velocidad del enví­o.

Al igual que el volumen excesivo en un inicio de actividad en campañas de email marketing, enviarlos a muchí­sima velocidad puede llegar a suponer Spam.

Es importante destacar que la velocidad de los enví­os está considerada muy peligrosa, ya que los filtros antiSpam entienden que se trata de un ataque hacia sus servidores y pueden bloquear la entrada de emails desde un remitente, bien de forma temporal o definitiva.

  • Numero de enví­os hacia un mismo dominio.

Muchos filtros antiSpam tienen un lí­mite de recepción de emails máximo, en un periodo de tiempo limitado, si superamos este número podemos tener un bloqueo temporal o definitivo.

Normalmente este bloqueo suele ser más temporal hasta que el filtro antiSpam permite nuevamente la entrada en sus servidores.

Número de enví­os iguales hacia un mismo destinatario. Es habitual realizar dos o más campañas simultáneas en el mismo dí­a, con contenidos muy similares o desde el mismo remitente hacia un mismo destinatario.

Esto no está muy bien visto por los filtros antiSpam, con lo que si tenemos que enviar contenidos muy seguidos o similares, a la misma base de datos, conviene planificar nuestras campañas y espaciarlas más en el tiempo.

  • Antigüedad del dominio del remitente.

Una técnica utilizada por los Spamers es crear dominios de forma rápida y utilizarlos para hacer Spam.

Hay que tener en cuenta que si un dominio utilizado como remitente es de reciente creación, tendremos mas probabilidad de puntuar negativamente ante los filtros antiSpam.

  • Autentificación de las campañas.

Muchas campañas de email marketing no están correctamente autentificadas, autorizando el enví­o de emails desde servidores externos al remitente, los filtros antiSpam puntúan negativamente esto y pueden incluso bloquear al remitente.

Utilizar sistemas de autentificación como SPF y DKIM es muy recomendable y ayuda a no puntuar negativamente.

  • Contenido del asunto.

El asunto en email marketing, es uno de los aspectos principales que analizan los filtros antiSpam, no utilizar caracteres especiales, cuidar los textos y no escribir todo en mayúsculas, ayuda a no puntuar negativamente.

  • Contenido de la Newsletter.

Igualmente el contenido que creamos en las Newsletters tiene que estar cuidado, usar una correcta proporción entre imágenes y texto, definir el texto plano en Newsletters, así­ cómo comprobar todos los contenidos, palabras prohibidas, puede ser imprescindible para no ser clasificado como Spam.

  • Construcción HTML.

El código HTML es también valorado por los filtros antiSpam, un código limpio y bien construido no sólo ayuda a su correcta visualización sino que puede ser determinante a la hora de no ser cnsiderado spam. La utilización de programas que crean HTML de forma automática como Word, no está nada recomendado por la cantidad de código basura que generan.

¿Qué es la reputación de una campaña de email marketing? En general los filtros antiSpam valoran en mayor o menor medida todos y cada uno de estos puntos, que una campaña sea considerada como Spam puede resultar fatal y siempre conviene revisar todos estos aspectos mencionados.

A todo lo expuesto anteriormente los filtros antiSpam lo denominan reputación del emisor, cuidar los asuntos, contenidos, actividad… generará una buena reputación y una mayor probabilidad de no ser clasificado como Spam.

Recomendamos realizar siempre, antes de una campaña de email marketing, test de Spam, pruebas de entrega y analizar todos estos aspectos anteriormente comentados para conseguir tener una buena reputación y llegar al buzón de entrega de forma correcta.

Si quiere más información. Contacte con nosotros sin ningún compromiso.